El regatista del CN Campello participaba en esta 35º edición de la regata de vela crucero junto a su compañero de tripulación Raúl García.

Tras el aplazamiento inicial, previsto para el pasado 26 de febrero, la 35º edición de la Regata de Invierno de la A2 200 millas entre Altea e Ibiza daba su pistoletazo de salida el pasado viernes   5 de marzo. Una importante cita de la vela crucero organizada por el Club Náutico Altea que ha contado con un total de 37 tripulaciones inscritas procedentes de toda la Comunitat Valenciana y del resto del territorio nacional.

El regatista del CNC, Andrés Lloret, junto a su compañero Raúl García formaron la tripulación de la embarcación ‘Impulso’. / CNC

Entre los 74 regatistas participantes se encontraba el regatista del Club Náutico Campello, Andrés Lloret a bordo de la embarcación ‘Impulso’, junto a su compañero de tripulación Raúl García.

Así las cosas, el pasado viernes 5 de marzo se daba el pistoletazo de salida con una previsión meteorológica de poco viento para las tripulaciones. A las 09:30 horas, el equipo de marinería remolcaba a las embarcaciones participantes, con los motores apagados, fuera del puerto para dar la salida a las 37 embarcaciones sobre las 12:00 horas. Todas las tripulaciones llevaban instaladas un GPS con el fin de poder realizar el seguimiento.

La prueba arrancaba con un viento de noreste con una intensidad de 8 nudos, lo que permitió una salida espectacular durante el tramo inicial. La flota prosiguió su navegación con una previsión de poco viento, aunque los partes meteorológicos apuntaban a que a lo largo del fin de semana los cruceros se encontrarían con vientos entre 15 -20 nudos.

La flota puso rumbo a Ibiza concentrada durante el tramo inicial, pero rápidamente un grupo de 16 embarcaciones encabezaron la regata, con vientos entre 4 y 7 nudos de velocidad.

Ya en las inmediaciones de Ibiza, la flota de las 200 Millas A2 se encontró con una encalmada importante en la primera noche de la travesía, produciéndose el efecto acordeón, por lo que la flota se reagrupo y se podría decir que la regata se inició de nuevo. No obstante, las condiciones cambiaron y les permitieron navegar de vuelta durante todo el día.

La embarcación ‘Impulso’ a su llegada a Altea. / CNC

Finalmente, la embarcación ‘Impulso’ tripulada por Andrés Lloret y Raúl García finalizaba en un nada desdeñable 10º puesto de la General; tras completar la prueba en 35:18:46 horas.

Por lo que respecta a la Clasificación General de la 35º edición de la A2 200 millas, el ‘Bridges to the Sea”, de Carlos Olsson y Felip Moll, se imponía al resto de la flota alzándose con el primer puesto. La segunda posición de la General fue para la embarcación ‘Maverta’, de José Ballester y Andrés Manresa. Seguido por la embarcación ‘El Carmen – Élite Sails’, de José Coello y Pablo García, en tercer puesto.

La mayor parte de la flota conseguía terminar la travesía de las 200 millas A2 y cruzar la línea la misma noche del sábado, lo cual es poco común en comparación a ediciones previas.

El domingo 7 tenía ocasión la entrega de trofeos en el CN Altea, con los regatistas como únicos asistentes como medida de prevención del Covid-19. Así se ponía punto final a una 35º edición. Una importante prueba de vela crucero que arrancaba en el año 1987 y que en esta ocasión ha vuelto a formar parte del Campeonato de España de Cruceros A2.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.