Los nuevos objetivos marcados por la Junta Directiva del CNC persiguen la eficiencia energética e hídrica del Club y la educación medioambiental de socios y usuarios

Gestión ambiental, un reto permanente

La gestión medioambiental es uno de los principales ejes en el día a día del Club Náutico Campello desde sus inicios. Un cuidado y protección del medioambiente que ha ido creciendo junto a la entidad náutica, hasta llegar a involucrar a todos y cada uno los centros que componen el CNC: Escuela, Varadero, Restauración y Administración, en el cuidado y protección del medioambiente.

Un esfuerzo colectivo en el que en los últimos años se han involucrado también los socios, deportistas y usuarios. Buena muestra de ello es la Bandera Azul que luce la entidad desde que ondeara por primera vez en el año 2001.  Y ya van veinte años desde que el CNC recibiera este distintivo medioambiental. Un reconocimiento que acredita el esfuerzo medioambiental de la entidad campellera y la calidad de sus infraestructuras, siendo uno de los 14 puertos valencianos que lograban esta distinción en 2020.

Por ello, la Junta Directiva del CNC renueva su compromiso con el medioambiente, para lo que ha elaborado un nuevo plan integral de gestión ambiental de su actividad productiva e impacto que ésta tiene en nuestro ecosistema. El CNC es un puerto privilegiado al estar localizado al lado del paraje de la ‘Illeta dels Banyets’, con alto valor historial, cultural y medioambiental.

Nuevas metas medioambientales

Unas peculiaridades de las que la Dirección es consciente y ha plasmado en su nuevo plan de gestión medioambiental para la mejora continua en sus servicios. El objetivo principal conjuga la satisfacción de sus socios y usuarios con el cumplimiento de los requisitos legales y respeto al medioambiente.

Las líneas generales de este nuevo plan de gestión integral inciden en la eficacia energética e hídrica mediante el exhaustivo control de los consumos y la profundización de la educación medioambiental. Sirva de ejemplo la nueva herramienta para el control de consumos de cada uno de sus amarres que permitirá un mayor ahorro de luz y agua. A su vez, el CNC pretende profundizar en la concienciación a través de la educación medioambiental, por lo que la entidad espera poder desarrollar las actividades y campañas propuestas; a expensas de la evolución de la epidemia.

En definitiva, un nuevo modelo de gestión ambiental que construirá las bases de los próximos años en materia de medioambiente. Este compromiso se desarrollará teniendo en cuenta en todo momento la ética empresarial y la transparencia, con el fin de lograr entre todos la conquista de los objetivos marcados por la Junta Directiva para un mayor cuidado y protección de nuestro entorno natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.