Estimados Socios,

La nueva década se ha estrenado con el desafío global de hacer frente a esta terrible pandemia que sufre España y gran parte del mundo. Una difícil situación que ha involucrado a todos los sectores sociales, económicos y productivos de nuestra sociedad.

Por ello, en estos momentos de incertidumbre y búsqueda de soluciones, es más importante que nunca cooperar con las autoridades; siguiendo sus directrices, y que cada uno de nosotros, en lo personal y lo profesional, asumamos nuestras responsabilidades.

Todos en estos días estamos muy pendientes de la normativa que, con motivo de esta situación, está publicando el Gobierno de España cada día. Una gran parte de este contenido, al margen del relacionado con las medidas sanitarias para evitar la propagación de la enfermedad, son medidas que han afectado de lleno en la actividad social y deportiva del Club.

En el caso del Club Náutico Campello, y de todos los profesionales que trabajamos en él, nuestra mayor responsabilidad es doble: salvaguardar la salud de todos los socios, deportistas, usuarios y empleados de la entidad; junto con la protección y vigilancia de las instalaciones del Club y las embarcaciones que alberga.

Una situación que ha obligado a la Junta Directiva a adoptar medidas excepcionales para asegurar la seguridad de trabajadores, socios y deportistas; a la vez que se ponía en marcha los servicios mínimos de la entidad para asegurar las instalaciones y amarres.

Ante las actuales circunstancias, nuestro Club se ha visto abocado a poner en marcha un Expediente de Regulación Temporal de Empleo para hacer frente a una actividad náutica, hostelera y deportiva paralizadas. Un ERTE que ha afectado a toda la plantilla de trabajadores de Varadero, Restauración, Escuela, Marinería y Administración; y dejar, así tan sólo, los servicios mínimos indispensables que garanticen la seguridad del Club y la atención a emergencias.

Por consiguiente, el servicio de marinería sigue velando por la protección de las instalaciones portuarias y seguridad de las embarcaciones durante las 24 horas del día. A lo que se suma el circuito de video-vigilancia de las instalaciones portuarias y deportivas. Así como la atención telemática administrativa a los socios. Bajo el cumplimiento de los servicios mínimos decretados, desde la entrada en vigor del ‘estado de alarma’, por la Junta Directiva del CNC.

CLUB NÁUTICO CAMPELLO

Asimismo, cabe destacar y agradecer la ayuda y colaboración de la UME –Unidad Militar de Emergencias- en la labor de desinfección de las instalaciones del Club; así como la colaboración y el apoyo prestados por la Guardia Civil y Policía Local de El Campello.

Como han declarado las autoridades, la vía de éxito ante esta crisis sanitaria es “la responsabilidad y la disciplina social”. Desde el Club Náutico Campello compartimos esta afirmación, y estamos trabajando, en cooperación con autoridades y agentes sanitarios, para responder a este gran desafío y volver cuanto antes a la hoy anhelada normalidad en nuestros servicios de varadero, escuela, marinería y restauración del CNC. Hoy estamos más cerca que ayer para acabar con esta crisis y, sin duda, lo lograremos entre todos.

En este sentido, los profesionales Sanitarios y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado han respondido dando ejemplo de entrega y buen hacer, esenciales para afrontar el reto, lo que se ha traducido en los últimos días en un reconocimiento espontáneo por gran parte de la población; y al que me sumo en nombre de la Junta Directiva del CNC.

CLUB NÁUTICO CAMPELLO

Os mando un afectuoso saludo y os animo a que sigamos luchando juntos contra esta pandemia, de la cual estoy convencido de que saldremos reforzados como Club y como sociedad.

MIGUEL BAENA MORENO

PRESIDENTE DEL CLUB NÁUTICO CAMPELLO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.